El seis de junio de 2004, Juan Bas me firmaba su novela Alacranes en su tinta. Era, si no me falla la memoria, su cuarta novela , y venía precedida de unas críticas que prácticamente obligaban a leerla.

Pude comprobar con satisfacción que no haber cedido a esa «obligación» me hubiera privado de disfrutar de una novela excelente. Personajes perfectamente definidos, argumento que actúa como un cebo del que no te puedes liberar, y un sentido del humor tan peculiar como irresistible.

Alacranes en su tinta ha tenido varias ediciones y ha sido traducida al francés, alemán, ruso e italiano. ALMA-ATA INTERNATIONAL PICTURES compró los derechos para llevarla al cine, y en la Feria del Libro de Bilbao recibió la Pluma de Plata al libro más vendido en 2002.

Alacranes en su tinta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *